Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

¿por qué?

Ahora que estoy a medio paso de poder vivir mi vida sin el dolor que conlleva perderte, es cuando veo todo como es realmente. No me quisiste, no lo intentaste, no supiste como.  Que sí mi abrazo era largo y tu tenias prisa, cada pequeño detalle que para mi era doloroso y tuve que inventar una excusa en mi mente para dormir en paz y seguir a tu lado.  No sabes querer, pero tampoco quieres que te enseñen. No sabes dar, pero te gusta recibir. No estas dispuesto a abrazarte a mis caderas, por miedo a ser dependiente.  Entiendo cada mirada desviada, cada mensaje, cada vuelta, cada palabra de más que terminaba rompiendome en la cara los planes a futuro.  Que tengo miedo de quererte mas de lo que te estoy olvidando, y valla que si hablmos de amor, me sales debiendo. No quisiste dejarme entrar y yo me creía ya instalada en tu corazón, me grabé la idea que sí te voy a querer por los buenos ratos, los malos debo comprender. Que es verdad que nadie es perfecto, pero no es motivo para deshacer corazon…
Me enseñaste a no fumar sin desayuno, me enseñaste a dividir y que la suma de uno y uno siempre es uno si se aprende a compartir. Me enseñaste que los celos son traviesos, que es mitad falta de sesos y mitad inseguridad, me enseñaste a ser pareja en libertad. Me enseñaste que el amor no es una reja y que es mentira la verdad.  Me enseñaste que no es bueno el que te ayuda, sino el que no te molesta, me enseñaste que abrazado a tu cintura todo parece una fiesta, me enseñaste muchas cosas de la cama que es mejor cuando se ama y que es también para dormir.. me enseñaste entre otras cosas a vivir, me enseñaste que una duda puede más que una razón... pero fallaste mi gurú, se te olvidó enseñarme qué hago si no estás tú. Me enseñaste de todo excepto a olvidarte, desde filosofía hasta como tocarte, a saber que el afrodisíaco más cumplidor no son los mariscos sino el amor, pero no me enseñaste a olvidarte.  Me enseñaste de todo excepto a olvidarte a convertir una caricia en una obra de arte, pero…